jueves, 15 de febrero de 2018

De gatos que viven juntos…


Los gatos, a pesar de la creencia popular, no son animales solitarios. Son seres territoriales e independientes que pueden llegar a adorar la compañía de otros animales, por la oportunidad que les supone de relacionarse y jugar, sobre todo si viven en un piso.

Normalmente, dos gatos que conviven, suelen tener determinadas sus propias pautas de convivencia, y han definido territorios, muebles favoritos así como el régimen de uso. No es raro que un animal duerma en un lugar determinado a ciertas horas para luego ceder el espacio al otro gato.

Conociendo la forma de ser de nuestros gatos, podemos crear espacios diferenciados para cada uno, distribuyendo los comederos, bebederos, areneros, zonas de descanso y rascadores en las zonas propias en las que se mueve cada gato. Además, en el caso de que no se sientan excesivamente cómodos compartiendo recursos, evitaremos conflictos por cuestiones de espacio.


Gracias Eguz por la foto. Da gusto verlos así... ;)



lunes, 12 de febrero de 2018

Respetando el espacio de los perros


Un contacto directo y sin previo aviso, puede asustar al perro más tranquilo del mundo, así que no digamos a uno miedoso  o de raza pequeña que ve acercarse algo grande por encima de él invadiendo su espacio. Lo mejor es respetar cierta distancia y dejar que sea el mismo animal el que inicie el contacto y en su caso, es importante recordar que si tenemos que acercarnos, debemos hacerlo suavemente, dejarnos oler y dirigir el contacto a las zonas menos amenazadoras para ellos.

Normalmente a los perros no les emociona que les toquen la cabeza, por ser una zona que escapa a su control (y es lo primero que se suele acariciar cuando no se tiene en cuenta este detalle). Centrémonos mejor en acariciar la barbilla, el pecho o los flancos que son zonas que puede controlar. Las patas delanteras también son zonas sensibles y es posible que muchos perros eviten a toda costa que se las acariciemos, así que es mejor dejarlo estar y ceñirnos a las anteriores.


Imagen: goo.gl/AytqX9




jueves, 8 de febrero de 2018

Gatos, juego y relax

El poder de una caricia es de lo más efectivo y, nuestro gato, tras un rato de juego intenso, suele buscar los mimos y las carantoñas de nuestras manos. Tanto el tiempo de juego como el descanso son necesarios y refuerzan la complicidad y afecto. Merece la pena disfrutar de esos momentos.

Hoy os proponemos una actividad muy relajante para ti y tu gato, de cara a este fin de semana. Como ya hemos comentado otras veces, cuando nuestro gato se frota con nosotros, además del contacto físico, se crea un intercambio de olores entre ambos, que además le aporta seguridad y tranquilidad. Nosotros no podemos apreciar esta fragancia felina, pero para ellos este ritual es muy importante, puesto que es una forma de acercarse más a nosotros y dejarnos su olor. Podemos aprovechar este momento para masajear suavemente a nuestro gato. Es algo que nos relajará a los dos. Si observas atentamente el lenguaje corporal de tu minino, verás que pone a tu alcance aquella parte de su cuerpo que desea que sea acariciada.



En la foto, el pequeño Max disfrutando del masaje de patas de la mano de su mami humana. (Gracias Raquel por la foto). Feliz Finde para todos!!!!


miércoles, 7 de febrero de 2018

Antes de tener perro y un peque buscando hogar

Además de ejercicio físico, los perros necesitan activar su mente e iniciarse en los principios de educación canina básica como una forma de aprender a comportarse en sociedad. Y eso, supone tiempo y dedicación, además de unos mínimos conocimientos por tu parte, para comprender su conducta.

Un perro siempre va a depender de ti y hay cosas que no puede hacer por sí solo. Comerá, beberá y saldrá a la calle, solo cuando tú lo decidas y por eso debes tener en cuenta que es un compromiso para toda su vida. Deberás llevarlo al veterinario, y hacerte cargo de su aseo, lo tendrás que cepillar y cortar las uñas.... El tiempo que compartas con él supondrá perderte ciertas actividades pero, a cambio, descubrirás otras nuevas que ayudarán, si sabes disfrutarlas, a reforzar el vínculo con tu perro.


Cody es un pequeño Podenco, muy joven y precioso. Defensa Animal del Norte lo rescató de la perrera con la pata delantera izquierda reventada. A pesar de todos los intentos y el consiguiente esfuerzo económico para salvarla, finalmente no se pudo revertir el daño y hubo que amputar. Es un perro encantador, bueno y divertido. Hace una vida normal a pesar de todo lo que ya ha vivido y no le faltan energías y lucha para encontrar un hogar donde jueguen con él, le encanta jugar, y le quieran. Pesa unos 12 kilos, es muy sociable y adorable. Necesita urgentemente una adopción para él.